la bitácora de Vittorio

la felicidad es un viaje, no un destino

  • Historia de Vittorio

    Origen del latín "Victor". Vencedor, victorioso. San Victor, oficial romano, fue precipitado al mar. Devuelto por las olas a la costa, cerca de Marsella, se le sepultó allí mismo. En el siglo IV se erigió un monasterio en aquel lugar. Durante mucho tiempo, este nombre, ya utilizado por los romanos, tuvo un sentido místico (la victoria de Cristo), y volvió a ponerse de moda tras la Revolución Francesa.
    ------------------------------- la bitácora de Vittorio
  • Redactores

  • Piensa en ellos



    LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL Ley Nacional de Protección Animal
    NO AL USO DE PIELES ANIMALES No al USO de PIELES ANIMALES


    LIBERA
    Defensanimal
    Las Pieles
    Equanimal

    --- FUNDACIÓ LAIA MENDOZA ---
    Fundació Laia Mendoza

Lost in ‘turkish’ translation

Posted by vittorio en agosto 27, 2008

Ayer tarde, a la hora del descanso para el té en el taller eléctrico, miraba a mi alrededor cuando me vino a la cabeza aquella adorable película de Sofía Coppola en la que el pobre Bill Murray no sabe qué caras poner mientras no entiende ni papa de lo que escucha a su alrededor. Pues así me he encontrado yo, sin saber exáctamente qué hacer o hacia donde mirar mientras un buen grupo de turcos, con nulos conocimientos de inglés, charlaban un rato.

Este lunes he vuelto por segunda vez a Istanbul por motivos laborables. Segundo viaje y segunda llegada por la noche. Es una pasada disfrutar de esta ciudad sin la luz del sol. Impresionan las enormes mezquitas, perfectamente iluminadas, sobresaliendo por encima de los edificios, así como las inmensas e innumerables banderas turcas flanqueando autopistas y complejos empresariales.

Esta vez puedo acceder al blog, después de aquel pollo que se montó hace unos meses que me impidió entrar, y lo quiero aprovechar. La primera impresión que tuve de esta ciudad me encantó. Una ciudad donde reina el caos circulatorio y donde surgen anécdotas contínuamente (como ayer mismo, cuando tuvimos que esquivar con el coche a una vaca que cruzaba tranquilamente la carretera mientras iba dejando sus ‘huellas’ por el camino).

Explicaba esa sensación de estar perdido sin entender una palabra porque la diferencia principal entre este viaje y el primero que hice es que esta vez estoy solo. La primera vez estuve con un compañero con el que pasaba todo el día, así que nos entreteníamos los 2 fácilmente. Esta vez, sino hablo con alguna persona que sepa algo de inglés, por poco que sea, lo hago conmigo mismo. Mira, al menos tengo más tiempo para reflexionar.

Estoy aprovechando la oportunidad de estar solo para aprender algo de turco. Algunas palabras sueltas o incluso pequeñas frases. La verdad es que es chunguísimo, y después de aprender una palabra es fácil que se desvanezca sin que me dé cuenta. Pero las pocas que consigo retener las utilizo siempre que puedo. La gente siempre lo agradece con una sonrisa. Parece mentira, pero les encanta que uses palabras suyas. Que menos puedo hacer, no? Son gente muy amable, educada y hospitalaria.

Como decía, el caos circulatorio es brutal. Coches circulando por los arcenes y todos apelotonados sin tener en cuenta los carriles. Además, aqui todos pitan por cualquier motivo. El problema es adivinar por qué han pitado. A cualquier movimiento de otro coche reaccionan con un pitido y le hacen luces. Encuentras gente vendiendo cosas en medio de los carriles de la autopista así como personas esperando un coche en cualquier punto del arcén. Los peatones cruzan allá por donde pueden sin orden ni control. Aquí no hay casi motos, pero os aseguro que acojona cruzar la calle, aunque sea por un paso de peatones. Los coches no paran nunca, y tienes que tirarte a la calzada. Si dudas, estás muerto. Seguro, vamos.

Mientras paseaba buscando tiendas para comprar me vino a la cabeza aquella maravillosa frase de que la grandeza de los países se ve por el trato hacia los animales. Turquía debe de ser muy grande, porque la cantidad de gatos callejeros que pasean sin miedo entre las personas es tremenda. Además, en absoluto tienen mal aspecto. Pelo sano y fuerte. Un auténtico orgullo, sin duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: