la bitácora de Vittorio

la felicidad es un viaje, no un destino

  • Historia de Vittorio

    Origen del latín "Victor". Vencedor, victorioso. San Victor, oficial romano, fue precipitado al mar. Devuelto por las olas a la costa, cerca de Marsella, se le sepultó allí mismo. En el siglo IV se erigió un monasterio en aquel lugar. Durante mucho tiempo, este nombre, ya utilizado por los romanos, tuvo un sentido místico (la victoria de Cristo), y volvió a ponerse de moda tras la Revolución Francesa.
    ------------------------------- la bitácora de Vittorio
  • Redactores

  • Piensa en ellos



    LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL Ley Nacional de Protección Animal
    NO AL USO DE PIELES ANIMALES No al USO de PIELES ANIMALES


    LIBERA
    Defensanimal
    Las Pieles
    Equanimal

    --- FUNDACIÓ LAIA MENDOZA ---
    Fundació Laia Mendoza

Wolfgang Amadeus Mozart

Posted by vittorio en marzo 31, 2008

Uno de los mayores genios de la música debía ser homenajeado en la gran pantalla como tal. Y parece que 8 estatuíllas (incluídas mejor película, director y actor principal) son un homenaje lo suficientemente grande.

Antonio Salieri (F. Murray Abraham), compositor de cámara del Emperador José II de Austria, narra en modo de flashback la increíble historia de Wolfgang Amadeus Mozart (Tom Hulce). Salieri, entregado por completo a su trabajo prometiendo castidad a Dios a cambio de seguir manteniendo sus dotes musicales, disfruta de su privilegiada posición dentro de la capital de la música en esa época. Los logros de un joven prodigioso llamado Mozart llegan a sus oídos, llamando su atención y su admiración… hasta que lo conoce. La decepción de que un personaje tan excéntrico tenga ese talento ‘celestial’ para la música lo desconciertan. A partir de ese momento su vida se convierte en una lucha interior entre el Salieri abrumado por el talento de Mozart, al que considera un elegido de Dios, y el Salieri que se muere por los celos y la envidia de no haber sido dotado de ese talento, y que hará lo imposible por hundirlo.

Hacía mucho tiempo que no tenía el placer de volver a ver esta película. Esta vez, y gracias al regalo de Arantxa, pude disfrutar de ella en su versión más extensa, la del montaje del director, con casi 3 horas de metraje. Y la verdad es que valió la pena. Pudimos disfrutar de unas escenas de ópera maravillosas y una música realmente prodigiosa (resaltar que las piezas musicales creadas por Wolfgang Amadeus Mozart aparecen hasta en un total de 392 trabajos en cine y televisión. Impresionante).

Con un F. Murray colosal interpretando al maestro Salieri, lo que le llevó a conseguir la estatuilla, y con una gran dirección de un poco prolífero Milos Forman (18 películas en 46 años) consiguieron una gran adaptación de la obra del dramaturgo inglés Peter Shaffer, creador de grandes obras adaptadas a la gran pantalla. La manera cómo Murray expresa esa inmensa admiración que Salieri sentía al escuchar la música de Mozart, consumiéndose al mismo tiempo por los celos y la locura de no comprender de donde surgía ese talento musical, es impresionante. Así mismo, el trabajo de un gran Hulce tampoco se queda atrás recreando el talento natural del genio.

Hay una escena que se me quedó grabada desde la primera vez que la vi. En ella podemos ver la curiosa recepción del emperador de Austria a Mozart. Curiosa, como no, gracias a las excentricidades del joven Mozart y a su impresionante talento, ya que con sólo haber escuchado una sola vez la composición de bienvenida del maestro Salieri, es capaz de repetirla perfectamente al piano e improvisando sobre la misma, mejorándola notablemente a cada nota que incluía.

Pero después de volver a verla, he descubierto que el film está repleto de escenas memorables. En una de ellas, vemos como Salieri lee una partitura de Mozart emocionándose a cada nota que va leyendo, reconociendo que esa música no podía escribirse por casualidad, o por error. Otra escena inolvidable es cuando la mujer de Wolfgang se presenta en casa de Salieri con las partituras originales, y como el compositor de cámara comprueba perplejo que no hay ni una sola corrección en ninguna de ellas. Por último quiero recordar otra escena, mostrada únicamente en la versión del montaje del director, en la que un enfermo Mozart va dictando sobre la marcha y a toda prisa la ópera que solo existe en su cabeza. Además, el director juega maravillosamente con las notas musicales mientras los personajes describen lo escrito en la partitura.

Para los amantes de la ópera y del arte de la música por encima de todo, este film es absolutamente indispensable. Para mí, una auténtica obra maestra del séptimo arte.

2 comentarios to “Wolfgang Amadeus Mozart”

  1. txabi said

    Me alegro que te gustara. Al final yo tmb me pille el montaje del director. Aunque es una historia mas o menos libre sobre estos personajes, la volveria a ver una vez al dia, solo por escuchar la musica.

    se despide,

    el pekeño Mozart o beatle (al piano para servir a Dios y a la patria)

  2. vittorio said

    pues no te hago a tí mucho por esos lindes musicales😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: