la bitácora de Vittorio

la felicidad es un viaje, no un destino

  • Historia de Vittorio

    Origen del latín "Victor". Vencedor, victorioso. San Victor, oficial romano, fue precipitado al mar. Devuelto por las olas a la costa, cerca de Marsella, se le sepultó allí mismo. En el siglo IV se erigió un monasterio en aquel lugar. Durante mucho tiempo, este nombre, ya utilizado por los romanos, tuvo un sentido místico (la victoria de Cristo), y volvió a ponerse de moda tras la Revolución Francesa.
    ------------------------------- la bitácora de Vittorio
  • Redactores

  • Piensa en ellos



    LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL Ley Nacional de Protección Animal
    NO AL USO DE PIELES ANIMALES No al USO de PIELES ANIMALES


    LIBERA
    Defensanimal
    Las Pieles
    Equanimal

    --- FUNDACIÓ LAIA MENDOZA ---
    Fundació Laia Mendoza

una caricia para los oídos

Posted by vittorio en octubre 16, 2006

Peyroux y su Careless Love: “una caricia para los oídos”

No me cansaría de escuchar, una y otra vez la voz dulce, sensual y acaramelada de Madeleine Peyroux en el tema “dance me to the end of love“, original de Leonard Cohen. Su voz fluye lentamente sin que lleguemos a prestar la suficiente atención al extraordinario trabajo del contrabajista.

A pesar de haber publicado hace menos de un mes su último disco “ Half The Perfect World”, he querido centrarme en su trabajo anterior “Careless Love”.

Esta georgiana presume de ser comparada por los grandes críticos de jazz con Billie Holiday, gracias a la melancolía, al sabor amargo y nostálgico que desprende la tesitura de su voz.

Careless Love tardó en producirse 8 años, según la cantautora no quería apresurarse, quería cuidar con mimo cada uno de los temas.

No hay que ser un entendido en jazz para escuchar sus canciones, temas como “you´re gonna make me lonesome when you go” de Bob Dylan o el blues triste que lleva por nombre “Weary Blues “ son temas fáciles de escuchar que se saborean lentamente.

Si juntamos músicos de la talla del guitarrista Dean Parker, el piano de Larry Goldings y el trompetista Lee Thornburg conseguiremos una especial amalgama de sensaciones con gotas de pop, country, susurros jazzy y sobretodo calidez y cercanía.

Siempre que escucho este disco siento que viajo a los años 30 y 40, a un café parisino o a un club de jazz de Nueva Orleans.

En definitiva, una joya para los oídos.

Arantxa. 🙂

Anuncios

2 comentarios to “una caricia para los oídos”

  1. mer said

    Tomo nota….y ya te diré a ver qué tal…por cierto recomiendo los dos discos de Marlango…buenísimos, me encanta el estilo que le da la Watling a las canciones..así un poco nostálgicas y retro..
    Enhorabuena Vittorio por la crítica cultural que te has buscado….!!!!

    Un saludo..

  2. oscar said

    aquí, en la choza de Vittorio, también se toma nota de tu recomendación: discografía de Marlango bajando a toda caña en la mula 😀

    vaya si he tenido que currar para encontrar a la mejor crítica cultural, como que duerme en el mismo sobre que yo, jeje 😉

    el mes que viene la tendremos más dedicada al mundo cultural de la bitácora, así que daremos un salto de calidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: